«Centrándonos en las preocupaciones de nuestros clientes».

01. octubre 2020

La COVID-19 ha golpeado duramente al sector de los autobuses. ¿Cómo ayuda Daimler Buses a sus clientes? ¿Qué medidas de protección existen para conductores y pasajeros?
Till Oberwörder, responsable de Daimler Buses, nos ofrece una visión completa. 

«Pero, no solo pensamos en nosotros, sino que siempre mantenemos la mirada fija en las necesidades y preocupaciones de nuestros clientes.»

Señor Oberwörder, la pandemia de la COVID-19 se siente claramente en todos los ámbitos de nuestra vida. A nivel económico, el sector de los autobuses sufre especialmente, ya que en el servicio se suspendió la actividad temporalmente de forma completa. ¿Cómo ha manejado Daimler Buses esta difícil situación?

Como puede imaginarse, el segundo trimestre, es decir, el periodo de abril a junio de 2020, no ha sido un trimestre fácil para Daimler Buses. La caída de los mercados mundiales de autobuses fue claramente perceptible. Casi todos nuestros mercados principales como, por ejemplo, Europa, Brasil o México, se vieron afectados por una fuerte caída del mercado y de las ventas por culpa de la COVID-19. En nuestros centros de producción alemanes tuvimos que aplicar expedientes de regulación de empleo temporales en primavera. Al mismo tiempo, se decretaron e implementaron medidas de protección e higiene para el reinicio de la producción durante la Semana Santa y se reactivaron puestos de trabajo en consonancia. Pero, no solo pensamos en nosotros, sino que siempre mantenemos la mirada fija sobre las necesidades y preocupaciones de nuestros clientes.

¿Puede explicarlo con más detalle? ¿Cómo está la situación en el sector de los autocares frente al de los autobuses de línea?

La situación de los clientes varía mucho en función de si están dedicados al negocio de los autocares de largo recorrido o discrecional o bien al transporte público urbano. Como ha dicho usted, el servicio de autocares se suspendió por completo durante varias semanas. Por ello, en las entregas de autocares pendientes, hemos acordado con los clientes el momento adecuado para poder recepcionar el vehículo nuevo y les hemos apoyado en este sentido también, por ejemplo, con soluciones financieras. En el segmento de autobuses urbanos, sin embargo, el tema principal era completamente diferente, ya que giraba en torno a cómo viajar con seguridad en autobús y cómo ofrecer la mejor protección posible al conductor. En los tiempos de la pandemia de la COVID-19, los conductores de autobuses urbanos son una fuerza de trabajo imprescindible: sin su trabajo, no se puede concebir el transporte público. Al mismo tiempo, se ven expuestos a un alto riesgo de contagio debido al contacto con una gran cantidad de personas. Por este motivo, desde hace algún tiempo ofrecemos puertas para la cabina del conductor con mamparas de protección. Las soluciones de reequipamiento de cristal de seguridad y policarbonato de alta calidad estuvieron disponibles en primera instancia para el Mercedes-Benz Citaro y el Setra LE business. Entretanto, las puertas del puesto de conducción con mamparas de protección ya están disponibles para los autocares Setra de la serie 500 y el Mercedes-Benz Tourismo. En breve saldrán soluciones para el Intouro y el minibús Sprinter City 75.

Y ¿qué nivel de seguridad tienen los pasajeros al viajar en autobús? ¿Qué sucede, por ejemplo, con el tema del aire acondicionado y el aire del exterior? ¿La gente en un espacio cerrado se preocupa inevitablemente por el riesgo de infección?

Llevamos algún tiempo dando a conocer que no hay ningún peligro en viajar en autobús. En el autobús urbano, las puertas se abren casi cada par de minutos, por lo que se da suficiente intercambio de aire del exterior. Pero, los pasajeros tampoco deben preocuparse con el autobús cerrado: Nuestros vehículos disponen de potentes sistemas de climatización con un alto flujo de aire que desarrollan su máxima eficiencia con puertas y ventanillas cerradas. En función del aire acondicionado, es posible realizar una renovación  de aire completo en el plazo de un minuto. En función del tipo de autobús, la temperatura exterior y el tipo de aire acondicionado, puede conseguirse una proporción de aire fresco en el habitáculo de hasta el 100%. Pero, por supuesto, no queremos conformarnos con el estado actual. Por eso, creamos inmediatamente un grupo de trabajo que puso en práctica medidas concretas muy rápidamente.

«Nuestros vehículos disponen de potentes sistemas de climatización con un alto flujo de aire que desarrollan su máxima eficiencia con puertas y ventanillas cerradas.»

¿Puede hacernos un resumen de las medidas? ¿Qué se ha hecho respecto al habitáculo de pasajeros?

Además de las ya mencionadas puertas del puesto de conducción con mamparas de protección, disponibles como solución de reequipamiento, creamos una práctica guía para la renovación del aire en autobuses y autocares, así como la gestión más eficiente de la climatización. Llevamos algún tiempo empleando nuevos filtros activos en el aire acondicionado de nuestros autocares. Los filtros de partículas de alta potencia estructurados en varias capas disponen de una capa adicional contra virus. Filtra hasta los aerosoles más finos que puedan transmitir virus. Los filtros activos también están disponibles como reequipamiento para todos nuestros autocares, y se incorpora serie en los vehículos nuevos. El filtro activo para el autobús urbano Citaro estará disponible a lo largo de este año. Los pasajeros reconocen los autobuses y autocares con filtro activos por un rótulo adhesivo bien visible en la zona de acceso. Opcionalmente, las empresas pueden incrementar aún más la frecuencia de la renovación del aire del habitáculo. Por último, pero no menos importante, hemos añadido dispensadores de desinfectante sin contacto, controlados por sensores, a nuestra gama de productos. Además, realizamos mucha investigación y trabajamos de manera intensiva en muchos otros temas.

¿Existen también precauciones higiénicas cuando un autobús entra en el taller para el mantenimiento?

También nos hemos ocupado de eso. El proceso empieza con la recepción del vehículo sin contacto directo, al aire libre, en las instalaciones del punto de servicio OMNIplus. Dentro del edificio, las marcas del piso en el área de atención al cliente ayudan a todos a mantener la distancia prescrita. Además, hay dispensadores de gel desinfectante disponibles. Los recambios solicitados se depositan en un mostrador para su entrega. Ya sea la llave del vehículo, el volante o las teclas de operación, todas las partes que se tocan en un autobús se limpian cuidadosamente.  Sobre todo, el personal ventila a fondo los vehículos: 20 minutos al aire libre antes de cada desplazamiento del autobús y también antes de la devolucióndel mismo al cliente. Aquellos que no desean realizar el desplazamiento al punto de servicio postventa, pueden hacer uso del servicio de recogida y entrega.

Un efecto de la pandemia es que se ha impulsado la digitalización en la economía. ¿Ocurre lo mismo en el sector de los autobuses?

Sí, por supuesto. Ahora más que nunca, los servicios digitales de OMNIplus ON están de plena actualidad. Mi consejo para los operadores de transporte con taller propio: utilicen OMNIplus ON commerce y su eShop. Ofrece un acceso directo rápido y fiable a toda la oferta de piezas, además de mostrar automáticamente la disponibilidad de los recambios en taller autorizado de OMNIplus. De este modo, la adquisición de repuestos funciona totalmente sin contacto, además de las 24 horas e incluso desde todas las partes con el smartphone. Una clara ventaja especialmente en tiempos de COVID-19.


¡Muchas gracias por la entrevista!